De qué va esto

cuentos de pájaros... o no


viernes, 8 de agosto de 2014

Un vencejo muy cafre

Eres un cafre tío ¿es que no te das cuenta? No paras de hacer locuras, siempre volando tan rápido. Un día te vas a estrellar y yo estaré aquí para reírme, imbécil. Recuerdo aquel día que te fuiste con tus negrísimos colegas, queríais tocar las estrellas ¿te acuerdas? Os fuisteis diez amiguetes en una carrera hacia la verticalidad. Os pilló la noche, y las estrellas os seguían quedando igual de lejos.

Bajaste muy cabreado, algo te dijeron tus amigos que nunca has querido contarme. Tan sólo les oí decir algo de tu culo. Mejor no quiero saberlo, puedo pensar cualquier cosa, conociéndolos como les conozco. Llevas varios meses sin hablar con nadie, con una vida descontrolada, siempre haciendo piruetas y sin rumbo fijo. Estás perdido. Pósate aquí conmigo y te relajas. Soy tu mejor amigo. No te pido que me cuentes tus problemas, aunque eso te haría bien.

¡Espera! ¿ya te vas? ¡regresa, te has manchado el culo de blanco!


[Dibujo tomado de la web de SEO/BirLife]