De qué va esto

martes, 24 de mayo de 2022

Cortijos en peligro de extinción



Los cortijos han constituido históricamente un modelo de poblamiento disperso en los que llegaban a vivir numerosas personas. No en vano estas singulares y características edificaciones del agro andaluz constituían la verdadera sede de las explotaciones agrarias. Algunos autores hablan de un modelo de cortijo cerealista en la campiña baja cordobesa a diferencia de los cortijos propios de los terrenos olivareros (haciendas, molinas, molinos...). En cualquier caso, sea como fuere, el caso es que hoy se encuentran tan en peligro de extinción como algunas especies de flora o fauna. Basta con darse un pequeño paseo cerca de la ciudad de Córdoba para darse cuenta rápidamente del estado de degradación de no pocas edificaciones agrícolas.

En sus ruinas aún encontramos vida que se aferra a las últimas tejas y huecos en los que refugiarse. Reptiles, murciélagos y aves, entre otras especies más "desapercibidas", llegan a competir por lugares en los que poder instalar un nido y sacar adelante, si el alimento lo permite, a sus crías. Por eso, todavía es relativamente fácil encontrar en lo que antaño fue una magnífica cortijada a palomas domésticas, mochuelos, carracas, cernícalos (vulgares y primillas), estorninos y lechuzas (aunque éstas ya muy contadas), pugnando por un lugar en el que vivir. Y por eso, también, se incluye esta circunstancia como uno de los problemas de conservación de algunas de estas especies.

Dos buenos vecinos, una paloma doméstica y un cernícalo vulgar. A veces no tan buenos

viernes, 20 de mayo de 2022

Diclofenaco y buitres

Te voy a contar una triste historia. Eso sí, muy breve para no deprimirte demasiado. Resulta que allá por los años ochenta del siglo pasado, al tiempo que uno descubría su primer acentor común por la Meseta Blanca, campaba a sus anchas por India, Nepal y todo el extremo de asiático hasta Camboya o Malasia, un buitre, el dorsiblanco asiático (Gyps bengalensis). Era, desde luego, muy abundante, tanto como que los científicos de la época estimaron un número que rondaba los 80 millones de ejemplares. Solo 20 años después, iniciándose el siglo XXI, casi se extingue. Pero ¿qué pasó?

Buitre dorsiblanco asiático (foto: eBird)

Los científicos encontraron que la causa estaba en el diclofenaco, un antiinflamatorio no esteroideo que se utilizaba normalmente en los animales domésticos en Asia. Y comprobaron que ocasionaba un fallo renal en los buitres que ingerían los cadáveres tratados con este medicamento pocas horas después de ser administrado. A reglón seguido las autoridades de India, Pakistán, Nepal y algo más tarde Bagladesh, lo prohibieron. El medicamento se sustituyó por otro (Meloxicam) que sirve para lo mismo pero sin efectos perniciosos para los pájaros. Y problema resuelto. De hecho los buitres empezaron a recuperarse.

Y aquí viene la sorpresa. Algunos años más tarde, en 2013, España aprueba la comercialización del diclofenaco. ¿Cómo te quedas? España, que tiene el 90% de los buitres de Europa, y cuando digo buitres no es el leonado, muy abundante, sino también el negro, alimoche y quebrantahuesos, estos últimos catalogados en peligro extinción en Andalucía, como también lo está el milano real que, aunque no es buitre, igualmente carroñea.

De hecho en septiembre de 2020 apareció el primer buitre negro muerto por diclofenaco en Catataluña. La propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ya ha advertido de las precauciones que hay que tener a la hora de prescribir y administrar este medicamento. Pero lo cierto es que este producto está ahí fuera, en el mercado, como tantos otros que están prohibidos pero que aún se siguen utilizando. Véase, por ejemplo, el Aldicarb (prohibido desde 2003), Estrictina (desde 1994) y Carbofurano (desde 2007).

La solución: obvia.

Pollo de buitre negro fallecido en el nido intoxicado (imagen tomada de la web del IREC)



lunes, 16 de mayo de 2022

Un paseo por los Sotos de la Albolafia

 

Estado del paseo durante las obras de construcción

No hace mucho han adecuado en los Sotos de la Albolafia un espacio para el paseo, un recorrido muy recomendable. De inmediato, no pocas personas han empezado a utilizarlo como "ruta del colesterol", para hacer deporte o simplemente por el mero disfrute de caminar. Por fin una iniciativa pública que trata de acercar las personas a un espacio protegido, aunque me temo que éste no es el fin, es más bien un efecto colateral. Por ello, echo en falta algún panel interpretativo o al menos informativo de manera que los más despistados sepan que pasean por un lugar de interés ambiental. En cualquier caso, bienvenida sea la iniciativa porque por muy poco interés que se tenga en integrarse con el ambiente, o nula concienca del enclave, no pasa desaparecibido, en estas fechas, el incesante canto de los ruiseñores, de los grupos de palomas torcaces, verderones comunes y jilgueros europeos. Y eso es un lujo en una ciudad de 325.708 habitantes.

 

Durante la construcción

 
Imagen a fecha de esta publicación

Imagen a día de hoy. This is Cordoba

viernes, 13 de mayo de 2022

La expansión del olivar en la campiña

Los amigos Pepe Guerrero y Francis Sánchez Tortosa, de la Universidad de Córdoba, acaban de publicar el artículo en la revista Bird Conservation International “La expansión de los olivares está reduciendo el hábitat idóneo para la avutarda y el sisón común en el sur España: ¿podrían reducir las Áreas Importantes para las Aves (IBA) esta expansión?” Un excelente trabajo cuyo título nos recuerda ese dicho popular del “se veía venir”.

No apabullo con datos que para eso está el artículo, descargable aquí, pero sintetizando mucho pone de manifiesto que desde el año 2000 a 2018 los nuevos olivares ocuparon en Andalucía el 2,14 y el 2,61% de las áreas de distribución de la avutarda y el sisón respectivamente. Pero no solo eso sino que también es relevante que los parches de cultivos anuales se van fragmentando gradualmente.

Y la otra gran conclusión, que también estaba cantada: que a estos efectos las IBA sirven de bien poco. Un ejemplo muy cercano lo tenemos en la IBA 232 “Campiña Alta de Córdoba” donde el cereal va dejando paso a nuevos olivares casi a diario.

Grupo de avutardas en la campiña cordobesa


Tradicional, intensivo, superintensivo… pero ¿cuál es la diferencia?

La principal diferencia entre un olivar tradicional y uno intensivo es el marco de plantación (n.º de olivos por superficie). Así en uno intensivo éste varía de 8x4 a 6x4 metros, mucho menor que en el tradicional, donde los olivos están más separados, por decirlo de manera más sencilla.

En los superintensivos el marco de plantación es mínimo, y los olivos se colocan en hileras (setos) separadas por calles con anchura suficiente como para permitir el paso de la maquinaria para llevar a cabo los trabajos de recolección y tratamientos pertinentes. Lleva asociado el riego, normalmente por goteo, y un control del mismo para, entre otras cosas, evitar por ejemplo encharcamientos.


Fuente: web de Plantae


Resulta curioso observar en algunos olivares superintensivos de la campiña cordobesa pequeños charcos generados por un deficiente estado del riego por goteo y que son utilizados por chorlitejos chicos e incluso cigüeñuelas. ¡¡Limícolas en mitad de un olivar!!




lunes, 9 de mayo de 2022

Un bonito solar en el Poli

Una de mis improntas de juventud pasa por una mañana de domingo comiendo pipas y viendo al Club Juventud de Baloncesto en el Polideportivo del Sector Sur. Eso era la felicidad en su más sencilla expresión. El Poli se inauguró justo el año en que nací, así que búscalo, si quieres, en internet y de paso ya conoces mi edad. En 1973 se fundó el equipo del Juventud y a partir de ese momento su trayectoria quedó ligada a la del Poli hasta la temporada 1991-1992.

Las viejas instalaciones vivieron momentos gloriosos de una afición entregada, que incluso llego a ver al equipo de baloncesto de la antigua URSS. Nivelón. Pero en 2001 le llegó la jubilación, y a partir de ahí una decadencia typical spanish que concluyó con su demolición 18 años después, en octubre de 2019. Desde entonces se está a la espera de cumplir las promesas de nuevas instalaciones deportivas para el barrio.

Antes

Durante

Después

Están muy bien estas batallitas pero si esto es un blog de aves, ¿a qué vienen estas semblanzas acaso ñoñas de un aficionado a los pájaros? Pues que hoy día el solar del antaño Poli está ocupado por plantas espontáneas que dan cobijo a no pocas aves urbanas: gorriones comunes, jilgueros europeos, verderones comunes, serines verdecillos, y durante el paso migratorio se deja caer alguna curruca carrasqueña, zarcera y mosquitero musical, entre otras.

Precisamente hace solo unos días el amigo Rafa Tamajón, junto con Blanca Rodríguez y Sara Parras, compañeros todos de la Sociedad Cordobesa de Historia Natural, han presentado la "Guía de la flora espontánea del Distrito sur", descargable aquí:

https://socohina.files.wordpress.com/2022/05/guia-de-la-flora-espontanea-del-distrito-sur.pdf

¿Acaso estoy reivindicando que el solar permanezca en ese estado frustrando la petición ciudadana de construir una infraestructura deportiva en el barrio? En absoluto. Constrúyase de inmediato, que ya va siendo hora. Lo que pretendo hacer ver es que los solares abandonados , a pesar de ser percibidos como enclaves residuales e inútiles, son también un refugio muy interesante de biodiversidad, y que por tanto deberían ser objeto de gestión en la planificación, organización y funcionamiento de las ciudades.

Estado actual del solar donde se ubicaba el Poli




sábado, 23 de abril de 2022

Aves de Marruecos

Aún sin ser fotógrafo, como no soy, es imposible no robarles un posado a algunas de las aves observadas en el reciente viaje a Marruecos. He aquí algunas de ellas, seleccionadas únicamente porque la imagen es algo digna, porque las demás...

Ganga coronada

Ganga moteada

Ambas gangas

Corredor sahariano

Chotacabras egipcio

Búho desertícola

Prinia desértica

Alondra ibis

Curruca sahariana

Gorrión sahariano

Tórtola senegalesa

Curruca del Atlas


Halcón borní

Busardo moro

Camachuelo alirrojo africano

Collalba gris (seebohmi)

Collalba yebélica

Collalba núbica

Collalba culirroja

Collalba desértica

Colirrojo diademado

Calandria picogruesa

Alondra sahariana

Alondra cornuda

Abejaruco persa

Mi agradecimiento a Santi Villa (SpainBirds Nature), excelente conocedor de las aves y geografía marroquí, y a todo el grupo con el que he tenido la suerte de viajar.

Inolvidable.




miércoles, 30 de marzo de 2022

Codorniz común, otra que tal

En el año 2020 SEO/BirdLife ya advirtió que la codorniz común está en declive, declarándola "Ave del Año". Como especie que habita en medios agrarios, es otra de tantas afectadas por la intensificación agrícola, es decir, aquellas prácticas con las que se pretende incrementar la productividad y en definitiva la rentabilidad de las explotaciones agrarias. Muchos autores achacan a esta causa como el principal impulsor de pérdida de biodiversidad en el mundo.

Atrás quedaron los años de "lluvia de codornices" de las que hablaba la propia Biblia, y que la prensa ha ido recogiendo a lo largo del siglo pasado, como la del 7 de septiembre de 1907, en Madrid. Te invito a que escuches este podcast de la genial Nieves Concostrina: 

https://www.rtve.es/play/audios/en-dias-como-hoy/dias-como-hoy-dia-llovieron-codornices-madrid/869666/

El caso es que hace unos días tuve la enorme fortuna no ya de verlas, que es cada vez más difícil, sino de robarles una pose allá por tierras de Los Pedroches. Y como no quiero ser de esos de "esto se queda para mi", pues lo comparto aquí. Que lo disfrutes.





domingo, 20 de marzo de 2022

Polluela pintoja en los Sotos de la Albolafia

Esta mañana he visto, por fin, a la polluela pintoja que lleva una par de semanas observándose en el Monumento Natural Sotos de la Albolafia. Y trataba de explicar a un viandante por qué es un lujo ver este pájaro, y más en plena ciudad de Córdoba. Básicamente argumenté que es un animal que solo puede observarse durante los pasos migratorios, que debido a sus particulares hábitos y los sitios que frecuenta cuesta trabajo detectarlas, un animal retraido, escaso y solitario, y por todo ello no es bien conocido. Y encima es muy reacia a volar salvo, claro está, durante la migración, que la hace de noche como tantas otras aves.

Ciertamente un lujo, que confiere más valor aún a los Sotos de la Albolafia, un espacio protegido que no está suficientemente valorado como se merece.

 

Polluela pintoja

 

sábado, 5 de marzo de 2022

Flamenco enano

Vas por trabajo a una reunión con salida de campo incluida. Te llevas los prismáticos. Eso siempre, aunque vayas a sacar al perro. Te cruzas con un grupo de flamencos y ¡oh, sopresa! ahí están estos dos destacando entre el grupo.


 

martes, 1 de marzo de 2022

Camachuelo trompetero

Si vas a Cabo de Gata en invierno no es difícil dar con el camachuelo trompetero. Eso sí, hay que buscarlo. Conocer de años anteriores algunos enclaves que los frecuentan es una gran ventaja. Y es que siempre lo hemos visto moviéndose por los mismos lugares.


En un paisaje tan diverso, con numerosas texturas y colores, este fringílido se camufla muy bien en los taludes de las ramblas y entre las rocas volcánicas.

A veces se observan integrados en pequeños bandos con otros fringílidos, como el verderón común, a la búsqueda de herbáceas (quenopodiáceas) de las que se alimentan. Con suerte, también puede escucharse algún macho emitiendo ese canto tipo trompetilla que lo hace inconfundible y que le da su contundente nombre.


El camachuelo trompetero es sin duda uno más de los atractivos de Cabo de Gata. Pero parece que solo en invierno ya que a la hora de reproducirse se desplaza algo más al norte de la provincia de Almería y sur de Granada (Desierto de Tabernas, Sierra Alhamilla, Gorafe...). En fin, que es un pájaro que mantiene cierto nomadeo entre localidades, incluyendo la posibilidad de conexión con el norte de África.

Sea como fuere, no te lo puedes perder.

sábado, 26 de febrero de 2022

Chorlitos carambolos

Desgraciadamente no es en Córdoba. Ya me gustaría. Esta tarde hemos disfrutado de seis ejemplares de chorlito carambolo en Cabo de Gata, con un airazo de tres pares de narices. Aún así, ahí estaban muy tranquilos, bien camuflados y, al menos para mi, lo más sorprendente: a escasos 20 metros de una carretera transitada. Ole esos carambolos. 

Feliz regreso al ártico!!

sábado, 19 de febrero de 2022

Ojo con la perdiz roja

Ahora que estamos aún en el periodo hábil de la caza de la perdiz con reclamo, tengamos aquí un pequeño recuerdo para ella. El programa SACRE (Seguimiento de Aves Comunes en Primavera), que impulsa la organización SEO/BirdLife, constata un declive moderado en el periodo 1998-2020 cifrado en un 40,4%. Aplicando los criterios de catalogación de la UICN considera que debería estar incluida con la categoría "Vulnerable". Por su parte, a nivel mundial se estima una disminución del 20 al 29% durante el periodo 2010-2020, y con una merma importante de su área de distribución.

El reciente Libro Rojo de las Aves de España así lo recoge y la ha incluido efectivamente como "Vulnerable". Su situación y tendencia lo achaca a la pérdida de hábitats y gestión agraria, a la presión cinegética, al deterioro genético e hibridación, entre otras causas. Anualmente se liberan entre 3 y 4,5 millones de perdices de granja, incluyendo la perdiz griega y chukar, y cuando son rojas algunas tienen dudosa procedencia genética.

En cualquier caso, este es otro ejemplo de libro en el que diferentes sectores de la sociedad tienen que ponerse de acuerdo para evitar que la situación de esta magnífica ave continúe agravándose, y todos podamos seguir disfrutando con su canto, su estampa, sus carreras y veloces vuelos. Hagamos caso a esta señal de alerta.

lunes, 14 de febrero de 2022

Observación de agachadiza chica en Córdoba

Busco en las plataformas de ciencia ciudadana más conocidas, eBird y Observado.org, y compruebo que solo hay un registro de agachadiza chica en la provincia de Córdoba. Soy consciente de que es un pájaro muy escaso y difícil de detectar, ¡pero tanto como una sola cita! Sé de algunas personas que la han visto hace años, pero sus observaciones no están registradas ni publicadas en ningún sitio, luego no existen.

Para mi sorpresa y asombro, en el maratón ornitológico celebrado el pasado fin de semana en Hinojosa del Duque, uno de los participantes registró un ejemplar. Cita muy fiable por su experiencia y conocimiento de las aves de la comarca y que al momento pudimos confirmar. Ahí estaba, apartada en un rincón de un pequeño embalse de agua donde también había agachadizas comunes, cigüeñuelas, andarríos grandes y chorlitejos chicos, sí, chicos, no me he equivocado.

Imagen tomada de eBird

Por cierto, aprovecho una vez más para felicitar al ayuntamiento de Hinojosa del Duque por la excelente iniciativa de organizar el maratón ornitológico. Que cunda el ejemplo.

martes, 8 de febrero de 2022

Aves amenazadas de la provincia de Córdoba

En la siguiente infografía puedes ver algunas de las aves amenazadas (según el Libro Rojo de las Aves de España) que se pueden ver en la provincia de Córdoba. Vaya esto a modo de toque de atención, empezando por uno mismo.

 

Pincha en la imagen para verla más grande

Leyenda (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): alcaudón común, alzacola rojizo, carraca europea, cernícalo vulgar, codorniz común, aguilucho pálido, ganga ortega, sisón común, alcaudón real, curruca rabilarga, agachadiza común, águila imperial ibérica.

 

viernes, 4 de febrero de 2022

Almendros, pistachos, olivos…

... y no pocos son los que se están sembrando en la Campiña de Córdoba, mermando cada vez más los ya de por sí escasos cultivos cerealistas. La Campiña Alta, esto es, la que está más al sur, está ya conquistada por el olivar, formando un continuo con la provincia de Jaén. Lo preocupante ahora es que la Campiña Baja, tradicionalmente cerealista, está en proceso de anexión. Y junto a los olivos también están apareciendo almendros, un cultivo que nunca ha existido por estos lares.

Hace unos días hice la acostumbrada visita a un pequeño enclave del extrarradio de la ciudad de Córdoba en el que, sorprendentemente, invernan los chorlitos dorados. Los conozco desde los años ochenta cuando, como ahora, pasaba en bici con cierta frecuencia. Para mi sorpresa, el lugar en cuestión, muy cerca del aeropuerto de la ciudad para más pistas, ha sido sembrado de olivar. Se acabó la tradición. Total a quién le importa unos cuantos chorlitos.